Pirámides
EL EGIPTO FARAONICO Monumentos funerarios. El apogeo de la construcción funeraria egipcia tuvo lugar entre los s. XXVII y XXV a.C.(principalmente la IV Dinastía) bajo los reinados de Keops, Kefrén y Mikerinos, cuando se levantó la gran necrópolis del Cairo. Ocupa una meseta de unos 2.000m2 y comprende la Esfinge y las tres Grandes Pirámides: la de Keops, Kefrén y Mikerinos- ésta con tres pequeñas pirámides satélites.

Las tres grandes pirámides se encuentran dispuestas en diagonal, pero ninguna le cubre el sol a las otras dos. En su interior tienen una configuración típica: un templo funerario hacia arriba de una galería, y un templo funerario hacia abajo. Esta estructura casi totalmente destruida en Keops, se encuentra bastante conservada en la de Kefrén.

Pirámide de Keops: Es la más grande, medía 146 m. de alta, aunque hoy sólo alcanza los 137 m. y en lugar de cumbre tiene una plataforma de unos 10 metros de lado. Ha perdido el revestimiento exterior.

Pirámide de Kefrén: Aunque más baja que la anterior, su cumbre queda a la misma altura por estar construida a un nivel más elevado.

Conserva parte del revestimiento original en su cima. Inicialmente tenia la base revestida de granito rosado. La estructura interior de esta pirámide dio que pensar a dos arquitectos franceses que en 1.986 observaron una serie de detalles reproducidos con minuciosidad en unas historietas de Edgar P. Jacobs (curiosas muescas a ambos lados de los muros de la galería principal,...). Pensaron que en la Gran Pirámide hubiera otra entrada, otros pasadizos, otras cavidades, todo para engañar a los intrusos. todo esto son especulaciones, como otras tantas que en este caso nos llevan al relato sobre un monumento aún más sorprendente que las pirámides: El Gran Laberinto. Al menos eso afirmaba en el s.V a.C. el padre de la ciencia histórica: Herodoto. Lo describe asombrado como un monumento compuesto por mil quinientas cámaras subterráneas sobre las que se alzaban otras tantas a ras de tierra. "He caminado por las salas superiores y las he visto con mis propios ojos; las subterráneas, en cambio, sólo me han sido descritas, pues los guardianes egipcios no querían enseñármelas bajo ningún concepto, pues guardan allá los sarcófagos de sus reyes..." El conjunto estaba rematado por una gran pirámide sobre la que se esculpieron colosales estatuas. Se encontraba a orillas de un lago artificial con otras dos pirámides semisumergidas. Techos y paredes estaban decorados con pinturas y relieves multicolores. otros cronistas e historiadores dieron fe de esta incomparable construcción que a partir del s. II C. desapareció como tragado por las arenas del desierto. Hasta la fecha una expedición prusiana a mediados del siglo pasado intento su localización en el oasis de El-Fayum, pero sin éxito. Localizar el lago, con sus dos pirámides sumergidas, es la pista más clara, pero hasta el momento...

Pirámide de Mikerinos: Es la más proporcionada con tan sólo 66m. de altura. En 1.500 años conservo su revestimiento de granito, hoy casi perdido. Su camara funerari encerraba un esplendido sarcófago de basalto ornamentado que desapareció frente a las costas portuguesas en el naufragio del barco que lo trasladaba a Inglaterra. De las tres pirámides satélites, la situada al este, era la destinada a la esposa del faraón Kharner-Nehti II, originalmente revestida de granito trosado. Este conjunto se encuentra en muy mal estado ya que algunas partes debieron terminarse antes de lo previsto y se hicieron en ladrillos crudos y se desmoronaron rapidamente.